Principios del CVSP

Los principios del NODO son aquellos que demuestran nuestros valores y nuestro compromiso, y que desde un punto de vista de una comunicación social, son los primeros que llegan al público en general, poniendo en contexto para qué estamos trabajando.

Bien público: Constitución de un espacio colectivo propiedad de los países de la región que representa un bien público global que opera como fuente compartida y de acceso universal.

Trabajo en Red: Instauración de un modelo de gestión abierto que opera en forma descentralizada para la construcción cooperativa de métodos, conocimientos y herramientas de aprendizaje en red, basada en las evidencias y las mejores prácticas de la salud pública y que responde a las prioridades definidas en cada país y la región en el campo de los recursos humanos en Salud.

Solidaridad:  Promoción de la solidaridad con los países y las poblaciones de los contextos geopolíticos con mayores necesidades sociales y de salud pública. Impulso a los procesos que reducen las brechas digitales con atención especial a los enfoques de género e interculturalidad.

Aseguramiento de Calidad:  Impulso a los procesos de calidad, pertinencia, evaluación y control de los procesos, recursos y servicios para la Educación Permanente de la Fuerza de Trabajo en Salud Pública.

Educación Permanente: Fortalecimiento de los programas de educación permanente en Salud Pública para que operen bajo un enfoque de mejora continua basado en el aprendizaje y el trabajo colaborativo en red.

Capacidades locales:  Respaldo al desarrollo de las capacidades locales en los procesos educativos, promoviendo la adopción de conocimientos y desarrollo de herramientas, metodologías y tecnologías de aprendizaje en red.

Sostenibilidad:  Estructuración con base en criterios de sostenibilidad técnico-financiera y universalidad en el acceso.

Convergencia y estándares:  Uso y aprovechamiento de innovaciones tecnológicas que aseguren la interoperabilidad de fuentes de información siguiendo estándares internacionales y priorizando las prácticas internacionales de Software Libre, incluyendo desarrollos que pueden ser ofrecidos bajo licencias gratuitas u onerosas de acuerdo a criterios justos, equitativos.